Vivienda

Cómo rentabilizar al máximo tu vivienda si eres propietario

Con estos trucos conseguirás sacarle el máximo partido a tu hogar si buscas rentabilizarlo

03 MAR 2022
03 MAR 2022

En los últimos años, adquirir una vivienda para destinarla al alquiler con el objetivo de ganar dinero había sido uno de los propósitos económicos más demandados entre los propietarios. Sin embargo, con la crisis sanitaria que comenzó en 2020 a nivel mundial, uno de los sectores que más se ha resentido es el sector inmobiliario, provocando una caída y un enfriamiento del mercado de alquiler de viviendas.

Debido a la nueva situación, los propietarios de viviendas se han encontrado un escenario desconcertante, y en muchas ocasiones, o bien no están por la labor, o no saben cómo sacar beneficios alquilando su casa.  

Hay diferentes vías para que podamos sacarle el mayor partido a nuestro inmueble en el menor tiempo posible, y para ello, en este post, os daremos algunos consejos para rentabilizar al máximo tu vivienda.

 

  1. Target o público objetivo

A la hora de plantear alquilar nuestra vivienda, tenemos que fijar a que target o público objetivo queremos dirigirnos, es decir quiénes queremos que sean nuestros futuros inquilinos. No es lo mismo alquilar nuestro piso para una familia con hijos, que, para parejas sin hijos, grupo de amigos o personas individuales. Una vez que tengamos nuestro target fijado, debemos acondicionar la vivienda en perfectas condiciones para nuestros arrendatarios.

 

  1. Acondicionar la vivienda

Sin duda alguna es uno de los aspectos más importantes y que no debemos pasar por alto. En un mercado como el del alquiler, hay mucha oferta y demanda, y es fundamental que marquemos la diferencia con respecto a otros propietarios. La presentación es un factor clave, y antes de comenzar a enseñar nuestra vivienda debemos realizar una puesta a punto. Hay que arreglar todos los elementos que estén deteriorados, así como proceder a pintar todas las habitaciones de la casa.

  1. Analizar el mercado

En el sector inmobiliario la oferta y la demanda están en constante proceso de cambio. Por eso, es muy importante conocer las necesidades del mercado para elegir el precio perfecto para su alquiler. Si proponemos una cantidad acorde con lo que fija el mercado, tendremos más posibilidades de alquilarla en un corto periodo de tiempo, y además asegurarnos que nuestros inquilinos paguen en plazo y evitar disgustos innecesarios.

 

  1. Acertar con el inquilino

Un buen inquilino es aquel que va a cuidar tu vivienda como si fuera suya, y además no se retrasará en los pagos mensuales. Para ello, debemos valorar las condiciones económicas de los posibles arrendatarios y tomar la decisión con calma y serenidad, valorando todas las opciones que tenemos. Si tienes la opción de pedir referencias… ¡No te quedes con la duda! Siempre es mejor tener la decisión clara que arrepentirse de haber tomado la opción incorrecta.

 

  1. Alquiler de habitaciones

Si eres de los que no está seguro de dejar tu vivienda a manos de unos desconocidos, pero quieres sacarle rendimiento, una de las opciones que te puedes plantear es alquilar alguna habitación de la vivienda que no uses. De esta manera, podrás continuar en tu vivienda, con un compañero de piso, y rentabilizando cierta parte de la hipoteca, que en muchas ocasiones se nos puede hacer cuesta arriba.