Consejos

Consejos para evitar inquilinos morosos

Alquila tu vivienda con estos tips para no tener sustos

12 MAY 2022
12 MAY 2022

Sin duda alguna la morosidad es una de las mayores preocupaciones para los propietarios que quieren alquilar su piso. De hecho, durante la pandemia, esta preocupación fue mayor y llegó a aumentar casi hasta un 70 % durante la segunda ola, tal y como estimaba el año pasado un estudio del Fichero de Inquilinos Morosos.

Como propietario, sabes que puedes ganar un dinero mensual debido al alquiler de tu vivienda, pero también te expones a que no cumplan con los pagos y te quedes sin percibir las cantidades acordadas.

Es por eso, que en este post queremos darte una serie de pautas para evitar impagos en el alquiler de tu inmueble y que puedas estar tranquilo durante el tiempo que permanezcan los inquilinos en tu vivienda.

Sigue leyendo porque a continuación te traemos los mejores consejos para evitar inquilinos morosos.

 

  1. Analiza los candidatos

Infórmate de su estado civil, dónde ha estado viviendo anteriormente, si tiene trabajo y la estabilidad de éste, etc.

En España, existen varios informes de morosidad que indican si un inquilino ha sido declarado como deudor anteriormente. Por ejemplo, el Fichero de Inquilinos Morosos Score (FIM)  analiza el perfil de la persona teniendo en cuenta si algún propietario anterior ha reportado un impago.

 

  1. Toma fotos del inmueble

No te olvides de ser precavido y tomar todo tipos de fotos y vídeos de cómo estaba la vivienda antes de entraran los inquilinos a vivir. Es una manera de persuadir a los candidatos para que se aseguren que tienen que entregar el inmueble en las mismas condiciones que estaba.

 

  1. Precio

Es cierto que debes poner un precio que sea razonable para alquilar la vivienda más fácil, pero siempre acorde al valor de la misma. Es decir, si tardamos mucho en alquilar nuestro inmueble, es posible que acabemos bajando el precio y lo hagamos con el primer candidato que aparezca. Debemos ser selectivos tanto en el precio como en la persona.

  1. Contrato personalizado

No uses plantillas predeterminadas, incluye en el contrato el estado en el que se encuentra el inmueble y la responsabilidad del inquilino de mantenerlo en condiciones. 

También se fijarán los precios de renta y sus correspondientes actualizaciones. El inquilino firma en conformidad la responsabilidad sobre el pago de la renta.

 

  1. Establece una fianza

Lo ideal son dos meses, pero puedes ponerla de un mes. Con ello te aseguras que ante cualquier desperfecto que haya en la casa o el impago de alguna mensualidad, puedas recurrir a la fianza impuesta.

 

  1. Seguro de alquiler

La contratación de un seguro para alquileres impagos protege a los propietarios de los inquilinos morosos. La característica principal de estos seguros es que se ocupan de cubrir el pago de las rentas que estén atrasadas hasta un número máximo de mensualidades conforme se detalle en la póliza.

 En el contrato de arrendamiento se deja constancia del estado del inmueble. En el caso de que la vivienda haya sufrido daños, el seguro de alquiler también puede reclamar al inquilino por los desperfectos ocasionados.