Actualidad

Las mejores fechas del año para comprar una vivienda

¿Sabes que puedes ahorrar al comprar una casa en función de la época del año?

07 JUN 2022
07 JUN 2022

Parece que nunca encontramos el mejor momento para comprar una vivienda, los números a veces no salen, y nos volvemos locos buscando la oportunidad del siglo. Pero, ¿Sabías que hay ciertos momentos del año donde es más rentable comprar una casa?

Aunque tenemos en cuenta muchos factores a la hora de buscar una vivienda en propiedad, hay uno que no debemos pasar por alto, y es sin duda la época del año en la que nos encontremos. Si lo planteamos por estaciones del año, contamos con una clara ganadora. ¿Quieres saber cuál es? ¡Sigue leyendo!

 

Otoño, la mejor época para invertir

Pues sí, el otoño es claramente la mejor época para adquirir una vivienda en propiedad. Varios expertos aseguran que octubre es el mes clave porque hay un gran número de viviendas de obra nueva, aumentando la oferta y reduciendo los precios. Además, los bancos se encuentran en el último trimestre y pueden ofrecer mejores condiciones para llegar a sus objetivos.

Con la llegada del otoño, empieza a desaparecer la fiebre que les entra a muchas personas por comprarse una casa de vacaciones, y con ello, la llegada de los inversores realmente potenciales. Es el mes perfecto porque los precios son más bajos y los compradores están más interesados.

Comprar una casa el resto del año

El resto de estaciones son menos adecuadas para realizar una inversión inmobiliaria, pero bien es cierto que hay algunas mejores que otras.

 

  • Primavera: Aunque a priori puede parecer que sea la mejor época, durante estos meses hay una mayor competencia. La oferta inmobiliaria sufre un incremento de los precios y además los bancos, ponen más trabas e impedimentos durante esta época del año.

 

  • Verano: Si hay alguna estación que sea la peor de todas para adquirir una casa, es el verano. La gente opta más por la compra de casas de verano, y además parte del dinero que tienen lo emplean para el disfrute de sus vacaciones. Los precios por estas fechas están por las nubes, por lo que se hace prácticamente imposible encontrar una vivienda en buenas condiciones.

 

  • Invierno: En la recta final del año, el stock de viviendas es menor. Eso sí, si hay propietarios que les urge mucho vender, van a intentar ajustar lo máximo posible el precio para quitársela de en medio cuanto antes.