Vivienda

Prórroga del contrato de alquiler: cómo funciona

¿Hasta cuándo puedes extender tu contrato de alquiler?

21 JUN 2022
21 JUN 2022

¿Tu contrato de alquiler está a punto de finalizar? Si es tu caso y no quieres abandonar la vivienda, te contamos los plazos y qué es lo que tienes que hacer para conseguir que tu casero emita una prórroga en tu casa de alquiler.

Evidentemente durante el periodo que el inquilino esté ocupando la vivienda, se va a crear una relación con su casero en la que ambos deberán dejar todo por escrito. En caso de que haya un contrato de alquiler, debe constar en el mismo una serie de cláusulas de todo aquello que se considere relevante.

 

Diferencia entre prórroga y renovación del alquiler

Son términos que, aunque puedan parecer lo mismo, no tienen nada que ver. En la prórroga mantendrás exactamente las mismas condiciones que fueron reflejadas en el contrato. Sin embargo, en la renovación del contrato sí que se pueden incluir condiciones nuevas, incluso se pueden sustituir unas por otras en función de las circunstancias.

Duración del contrato de alquiler

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2019 se establece que la duración del contrato de alquiler es de 5 años si alquila a un particular y de 7 si se trata de una sociedad y/o empresa.

Si el contrato se firmó antes de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2019, las condiciones son distintas. Lo más habitual es que sean alquileres con una duración de 3 años y se podrá prorrogar un año. Además, el propietario tendrá que avisar al inquilino con 2 meses de antelación, en vez de 4 meses.

 

Prórrogas del contrato de alquiler

Si llega la fecha de vencimiento del contrato y ninguna de las partes ha notificado a la otra con al menos cuatro meses de antelación a la fecha, el contrato se prorrogará obligatoriamente de manera anual hasta un máximo de tres años más.

En caso de que la prórroga se agote y ninguna de las dos partes comunica su decisión de rescindir el contrato, se procederá a una renovación del contrato. El contrato de alquiler se renueva de manera automática por tácita reconducción. Esta es una de las maneras más comunes de la prórroga de alquiler de vivienda.

Este nuevo contrato de alquiler tiene la peculiaridad que su duración será sólo de un año, independientemente de la duración del contrato anterior y la prórroga obligatoria también será de un año, continuamente hasta que algunas de las partes comuniquen su deseo de no renovar.